QUE NO TE ENGAÑEN

Querido lector, querida lectora.

Menudo título verdad? que no te engañen. Pero mira querido mío, querida mía, si la otra pareja es una mala persona te engañará, es así, qué le vamos a hacer. Hoy en día engañan igualmente mujeres que hombres. Antes era más típico, más normal que quien engañaba a la pareja era el hombre a la mujer, ahora, la mujer engaña a su hombre, conozco casos.

Sin juzgar a unos ni a otras, os diré que el que te engañen o no ya no depende de tí, depende de la otra persona. Si tu pareja te engaña es que realmente no te quiere, métetelo en la cabeza. Eso de que “sólo ha sido una vez” “me equivoqué”… no sé, no sé.

Qué clase de persona eres que engañas a tu pareja? Puedes mirarte al espejo? Puedes dormir bien? Qué excusa te pones? Y si te cojes el Sida, o alguna enfermedad de transmisión sexual y encima se la transmites a tu pareja? también conozco casos, por desgracia.

No te atreves a dejarla antes? quieres jugar con ella, es decir, si la amante no te corresponde o no te sale la jugada como piensas, tienes a la tonta de tu pareja ahí, engañada? eso es hacer trampas, es no ser honesto ni con ella ni contigo. Qué es lo que te fuerza a engañarla, no deseas a tu pareja, no la amas? pues díselo o acudid a un especialista y luego seguís juntos o no.

La sinceridad es la base, la confianza, los buenos tratos, la consideración, el respeto. Además si estás tonteando con otra o con otras, o con otro o con otros, no estás enfocándote en tu pareja, ésta se dará cuenta y se irá alejando más y más de tí, porque vais en dirección contraria, tú en dirección de una relación paralela y ella, tu pareja deseando que le hagas caso y al final todo se irá al garete, y posiblemente te quedes sin las dos parejas. Conozco también casos.

Muchas personas hombres y mujeres fantasean con otras personas, y se ilusionan y hacen castillos en el aire. A muy pocas personas estas cosas les salen bien. La mayoría acaban solas y tristes.

Si tu padre engañó a tu madre, ese es tu patrón y posiblemente tú acabes engañando a tu mujer. Y si tu madre engañó a tu padre, posiblemente tú engañes a tu marido. Y tu hijo engañará a su pareja porque tú también fuiste su patrón de conducta. Y esa “maldición” familiar pasará de generación en generación y seréis una generación de divorciados. 

Así pues, hay que romper la maldición y no ser así. No engañar. No mentir. No coquetear con otras o con otros. El hacerlo implica falta de moral, no tomarte en serio el compromiso que has adquirido con esa persona y una gran falta de respeto hacia ti y hacia tu pareja.

Pero bueno, allá cada cual. El Universo, la mente infinita, Dios, actuará. Aunque tu pareja jamás se entere de que le has engañado, el Universo si se ha enterado y somos energía y de alguna manera tendrás que pagar por lo que hiciste. Nadie se va de este mundo sin pagar sus deudas. No lo digo yo, lo dice La Biblia.

Categorías Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close